Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

 

 

El jefe de la misión de las Naciones Unidas para Colombia, Jean Arnault,  visitó el Punto Transitorio de Normalización “Amaury Rodríguez” ubicado en Conejo, La Guajira para anunciar a los miembros de las FARC-EP, la pronta llegada de la segunda misión especial de Naciones Unidas.  

 

 

La jornada de estudio se desarrolló con intensos debates y distintos puntos de vista sobre el papel que debe desempeñar el "Estado Social de Derecho" señalado en la Constitución Política.

 

Una de las mayores inquietudes, es el incumplimiento por parte del Gobierno Nacional a los  acuerdos de La Habana, a lo que se respondió que “es necesario que las comunidades se apropien de los mecanismos contemplados en los acuerdos para exigir su implementación, buscando resolver los múltiples problemas que aquejan a la población a partir de la concientización, organización y la movilización aprovechando los procesos unidad que ya comienzan a darse en las comunidades, por encima de las prácticas politiqueras que han manipulado la participación política”.

 

 

Hoy se hace la dejación total de las  armas de las FARC, y el Gobierno no ha cumplido con la seguridad jurídica, física y económica  de los miembros de las FARC. Por eso nos solidarizamos con los presos políticos que protestan en las cárceles y que no han sido liberados a pesar que  los Acuerdos de La Habana, las normas y leyes así lo determinan. A la vez nos solidarizamos con nuestro camarada Jesús Santrich, que está en huelga de hambre exigiendo que se cumplan los Acuerdos y se libere a nuestra gente.

 

 

Los integrantes de las FARC-EP  compartieron relatos y escritos realizados en el marco de la confrontación.

 

AAl final del encuentro encontramos una juventud alegre de conocer la historia de su patria y de comprender la génesis del conflicto que por décadas ha afectado a Colombia. Con estas pedagogía las Farc-EP abrimos las puertas a todas las esferas de la sociedad, sin importar la edad, para construir entre todos la nueva Colombia en la que reine la verdadera paz con justicia social.