Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

 


Entiendo que lo esencial de las 312 páginas que tiene el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una Paz estable y duradera  es que los guerrilleros de las FARC-EP nos comprometemos a abandonar la lucha armada, dejar atrás la violencia, acatar el Estado de derecho y dejación de las armas para convertirnos  en una fuerza política. A cambio, el Estado se comprometió a garantizarnos la  vida  a otorgarnos garantías  jurídicas y de todo tipo para que podamos competir por el poder político sin armas y claro está de unas reformas económicas y sociales encaminadas a mejorar el nivel de vida del pueblo colombiano, no se alcanzó más ya que la correlación de fuerzas no daba para más.


Hago la anterior aclaración para que no haya dudas sobre el título del artículo, ya que en la mesa de La Habana no estaba en juego ni la ideología marxista-leninista que profesamos  ni la utilización política de los métodos de la lucha guerrillera que tienen toda la valides para utilizarlos en la lucha política


El militante del nuevo partido debe combinar en su personalidad la característica del guerrillero de ser un transformador social y un patriota ardiente, si queremos que  el proceso revolucionario avance y no pasar otros 50 años como partido tenemos que convertirnos en profesionales de la revolución; el  militante del partido debe ser un luchador por la liberación de su país, un amigo de su gente y de la libertad, que conoce en profundidad los  anhelos y problemáticas   de la población de donde vive o trabaja. Como en el Nuevo Modo de Operar que para pasar de ser una guerrilla defensiva que se emboscaba en un sitio a esperar que el enemigo pasara, a ser una guerrilla ofensiva en busca del ejército para asediarlo, asaltarlo y coparlo  necesitábamos información o  inteligencia de combate en las nuevas condicionesnecesitamos también información  o inteligencia política para poder acertar en los análisis socio políticos que hagamos


La iniciativa es una cualidad, especialmente indispensable, no siempre es posible adelantarse a todo, y es allí cuando el militante  no puede  dejarse confundir o esperar ordenes, su beber es el de actuar y encontrar soluciones adecuadas para cada problema que se encuentra y no retirarse . Es mejor cometer errores actuando, que no hacer nada por miedo a cometer errores.


Una característica de la guerrilla es ser ofensiva, este principio de la lucha guerrillera lo podemos utilizar en nuestra vida política para la cual nos estamos alistando, sacando adelante el trabajo organizativo, movilizando a las masas populares por la defensa de los derechos conquistados a través de la lucha, en conclusión el integrante del nuevo partido fariano debe ser un militante de combate popular y callejero para no caer en el mero parlamentarismo burgués.  


Y pasando a otro tema el movimiento popular colombiano pueden alcanzar el poder político en las elecciones del 2018 solo si se da un proceso de convergencia de la izquierda representada por el Polo Democrático, el Partido Comunista, Marcha Patriótica, Petro, que tiene un caudal electoral considerable en Bogotá y si a esta confluencia logramos atraer al bloque de Poder de Santos  la  Unidad Nacional cuanto mejor. Lo fundamental es  cerrarle el paso a señor de la guerra (Alvaro Uribe  Vélez) que quiere ver a Colombia en otros 50 años de guerra y de falsos positivos, de desolación y de muerte que esto es lo que permite mantener viva su geofagia  (habito morboso de acumular tierras) y en esto los dirigentes de estos partidos deben preferir ser cola de león a ser cabeza de ratón no podemos dejar pasar la hora de la paz para que el movimiento popular crezca y se desarrolle para que en un día no muy lejano se produzca la insurrección popular  y que los comunistas y otros partidos de izquierda estemos a la cabeza de ese levantamiento  para que no se vuelva a producir otro 9 de abril.


En Colombia el terreno de la lucha o del debate político está centrado fundamentalmente en los centros urbanos donde vive el 72 % de la población colombiana, dirigiendo el trabajo organizativo hacia las capas medias, las mujeres y los jóvenes, sin dejar abandonado el acumulado histórico  que hemos forjado en el campo colombiano

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar