• 1

 

Hasta hace pocos años, coincidiendo con los inicios de la explotación minera, el agua estaba relacionada con la soberanía alimentaria de los campesinos e indígenas y la posibilidad de explotación del recurso pesquero como fuente de sostenibilidad de las comunidades que habitan el territorio guajiro.
Esa relación ancestral que las comunidades de la Guajira mantuvieron con la naturaleza y sobre todo con sus aguas como garantía de vida y elemento sagrado, ha sido violentada.


Las comunidades despojadas de sus territorios, recuerdan la abundancia de agua en ríos, arroyos, manantiales y fuentes tanto superficiales como subterráneas, en donde sus culturas emergieron y se consolidaron en torno a los patrimonios hídricos.


CRISIS HUMANITARIA
En la actualidad en La Guajira existe una crisis de acceso al agua, que la han querido mostrar como consecuencia de fenómenos naturales. La verdad es que en menos de 30 años las principales fuentes de agua se han contaminado, acaparado, despojado y controlado por la industria minera, agrícola y por los ganaderos. No sólo hay escasez de agua, sino también disminución de la pesca, además del impacto de las excavaciones en los índices de evaporación, ocasionando, todo ello, serias alteraciones en el ciclo hidrológico.


CERREJÓN: MINERÍA IRRESPONSABLE.
Existe una asimetría en el consumo de agua entre la actividad minera y la población guajira, Durante el 2012 los volúmenes de agua subterránea captados por Cerrejón fueron mayores a los captados por precipitación


En actualidad se han perdido completamente entre ocho y diez arroyos y quebradas producto de la explotación del carbón, entre ellos Bartolito y Araña e' gato e intentan desaparecer el manantial Cañaverales. A otras fuentes superficiales como los arroyos de aguas blancas y tabaco, les han cambiado el curso para el aprovechamiento minero.


Esta amenaza de desvío también se cierne sobre el Rio Ranchería y arroyo Bruno, que se convierte en la única fuente de abastecimiento de agua para las comunidades afrodescendientes de Cuestecitas, las que habitan en el municipio de Albania y Maicao y sus respectivas cabeceras municipales. Arroyo Bruno actualmente amenazado de ser desviado de su cauce natural, es uno de los principales afluentes del Ranchería.


CONTAMINACION AMBIENTAL
La contaminación de las aguas superficiales del rio Ranchería producto del polvillo de carbón que llega a la fuente de agua por la explotación y por el transporte del material en volquetas, lleva por conexidad de las fuentes a la contaminación de los acuíferos, lo que incrementa la magnitud del problema si se tiene en cuenta que más del 50% de la población se abastece por los pozos subterráneos.


EL Cerrejón, dispone una gran cantidad de grasas, aceites, combustibles, carbón mineral y nitrato de amonio sobre el Rio Ranchería y otras fuentes hídricas superficiales.


PRIVATIZACIÓN
La privatización del agua, por la apropiación de fuentes principales como el Río Ranchería, para distintas fases del aprovechamiento minero, se combina con los procesos de contaminación y en última instancia se configura una negación del acceso al Rio y a las aguas en general. Sumado a ello, el acaparamiento de tierras y aguas impide el paso de las comunidades al Rio a través de esas propiedades, ahora privadas.


Las comunidades han denunciado la militarización de las fuentes de agua para evitar que la población acceda a ellas. Así se comprueba la utilización del monopolio de las fuerzas armadas del Estado para servicio de una empresa privada, en detrimento de la situación de las comunidades.


La Represa El Cercado sobre el Ranchería, fue presentada como un proyecto para abastecer nueve acueductos comunitarios y los sistemas de riego en los distritos Ranchería y San Juan del Cesar, ahora está destinada para producir 18 mil hectáreas en terrenos de grandes latifundistas y ganaderos.


De contera Corpoguajira está comprando los terrenos de la parte alta de la cordillera del Perijá, con el pretexto de conservar la naturaleza, en realidad es asegurándole terrenos al Cerrejón, que en el futuro venderá el agua de esta sierra, antes de saquear el carbón que yace en el subsuelo. Esperemos que no intenten privatizar las nubes y cobrar la lluvia, como ya lo han hecho en otros países.


SOLUCIONES
La gente se ha venido bandeando con pozos profundos en las rancherías, pero estos no dan abasto en épocas de sequía; se requiere de soluciones de fondo que pasan por una distribución más equitativa del agua, priorizando la vida humana, por encima de los negocios mineros y agro-industriales.


Frente a esta crisis, son muchas las propuestas y proyectos viables que se han hecho, como: un acueducto regional, una represa binacional, aprovechamiento de la represa El Cercado en beneficio popular o plantas desalinizadoras. Pero todas se han quedado en el papel porque la clase politiquera, mafiosa y corrupta que gobierna la Guajira y Colombia no ha prestado la más mínima atención ni tiene voluntad para resolver el problema.


Las gentes buscando ser escuchadas, se han  movilizado y la respuesta ha sido enredar a los líderes con prebendas en dinero o viajes al exterior, y si la protesta continúa, llega la represión con amenazas, agresión, por lo que muchos líderes han sido asesinados.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar