• 1

 

 

El asesinato de líderes agrarios políticos, sociales, defensores de derechos humanos no son casos aislados como pretenden ser calificados, ya que su localización y el perfil de las víctimas, además de ser hechos consumados en las áreas destinadas a desarrollar las circunscripciones especiales, incluidas en los acuerdos, son además los mismos territorios donde las fuerzas militares y de policía adelantan el llamado ´´Plan Victoria´´.

Una característica de la guerrilla es ser ofensiva, este principio de la lucha guerrillera lo podemos utilizar en nuestra vida política para la cual nos estamos alistando, sacando adelante el trabajo organizativo, movilizando a las masas populares por la defensa de los derechos conquistados a través de la lucha, en conclusión el integrante del nuevo partido fariano debe ser un militante de combate popular y callejero para no caer en el mero parlamentarismo burgués.  

El reconocimiento de la naturaleza como víctima del conflicto armado en Colombia, como condición necesaria para la reparación integral de las víctimas humanas de la guerra, y la implementación de una Comisión Ambiental de la verdad como garantía de reconstrucción de la memoria histórica de las afectaciones ambientales de la guerra, permitirían una aproximación ética a la posibilidad de reconciliación de la sociedad con la naturaleza.

De otra parte, diametralmente opuesta a la idea de paz del gobierno, se construye una narrativa, de los pueblos organizados, en la que la paz se equipara con la justicia social y ambiental, en la que la dejación de las armas por parte de los agentes del conflicto es un paso en la construcción de país digno, pero no el punto de llegada ni la consolidación del proceso.

En este contexto, una vez más, les reiteramos nuestra propuesta para constituir y poner en marcha una Mesa de Diálogo Interétnico (MDI) que sirva para dirimir nuestras diferencias y disidencias, unificar criterios, construir consensos y, guardando las respectivas autonomías, desplegar algunas acciones conjuntas en defensa de nuestros territorios. No sobra señalar que la propuesta para formalizar este espacio de diálogo y concertación entre pueblo Yukpa y comunidades campesinas viene siendo promovida también por la Defensoría del Pueblo y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).